Politica
Se estrenó la serie sobre Nisman, con testimonios inéditos y audios impactantes
Ya puede verse en Netflix el documental “Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía”, que pone de nuevo en la agenda nacional la muerte del fiscal, sucedida en enero de 2015.



"Nisman: El fiscal, la presidenta y el espia" (Neftlix)


“Hola, mi hijo está muerto”. La que se escucha es la voz temblorosa de una mujer de avanzada edad. Su relato y el poder de la síntesis ubica en tiempo, espacio y contexto un hecho que cambiaría la historia de la Argentina de manera decisiva. La que hablaba es Sara Garfunkel, y su hijo es nada menos que Alberto Nisman, el fiscal que poco antes había acusado a la entonces presidenta Cristina Kirchner de una conspiración, y que horas después tenía, quizás, la cita más difícil: explicar y mostrar en el Congreso las pruebas de su denuncia.

El audio -crudo, insolente- es el primero de varios documentos inéditos que incluye la serie Nisman, el fiscal, la presidenta y el espía que estrenó Netflix, y que ilumina hasta encandilar un caso que, cinco años atrás, sobresaltó al poder. El rostro, el tono de voz, los gestos de Antonio Jaime Stiuso, las definiciones de un Alberto Fernández desprovisto de atributos presidenciales, o la reconstrucción de Viviana Fein, la fiscal que investigó con más intención e inocencia que fiera sagacidad, son apenas algunas de las revelaciones que con precisión quirúrgica entrega Justin Webster, el director del documental.

VER TAMBIÉN El pedido de la madre de Nisman al presidente Alberto Fernández

¿Lo mataron? ¿Se mató? El balazo y el enigma persisten, y aunque parece jugar con cartas marcadas, Webster prefiere sembrar el camino de algunas pistas e indicios que pueden sorprender al espectador sin defensas. Como un Hansel sin Gretel, la soledad y las dudas someten con toda la obra a la indefinición. Ni la Justicia, ni la política, ni los medios pudieron dar una verdad histórica; tampoco cabe pedírsela a este documental.

Stiuso, Fein, Diego Lagomarsino, Oscar Parrilli, Héctor Timerman y el actual Presidente son algunos de los testimonios que reúne este documental. Todos estos nombres formaron parte de las notas periodísticas más resonantes del caso de la muerte de Alberto Nisman cuando sucedió el hecho, y en esta serie vuelven a reaparecer.

Es imposible mirar esta serie sin estremecerse. Es un viaje a nuestra historia más reciente que parece lejana pero que nos empuja a analizar lo que pasó hace apenas 5 años atrás. Cómo fue la muerte de Alberto Nisman, qué intereses estaban en juego y una especie de quién es quién en este caso, son el trío de temas que forman parte del esquema del documental.

Creado por Justin Webster, un experto documentalista británico que hace años que vive en Barcelona y que también dirigió El fin de la ETA y Gabo, la creación de Gabriel García Márquez, Nisman, el fiscal… se estrenó en el Festival de San Sebastián, pero en Argentina llega este primer día del año 2020. Sobre este documental, Webster afirmó: “Le he dedicado cuatro años a esta producción, la más complicada de toda mi vida”. Es que se trata de una muerte mezclada con la política, y terminó mediatizándose tanto lo que provocó que los datos obtenidos en primera instancia estuviesen contaminados.


1. Nisman, el fiscal

Natalio Alberto Nisman fue encontrado muerto en su departamento de Puerto Madero en la Torre Le Parc, el 18 de enero de 2015. Al día siguiente iba a presentar una denuncia en el Congreso contra la entonces presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. En su denuncia, la acusaba de haber encubierto a ciertos sospechosos involucrados en el atentado de la sede de la AMIA, sucedido en julio de 1994 en la Capital Federal, dejando un saldo de 85 muertos).

El cuerpo del fiscal fue hallado en el baño con una herida por arma de fuego en su cabeza. La muerte fue caratulada como dudosa, al no poderse determinar si se trató de un suicidio, un homicidio o un suicidio inducido.

El documental recorre la vida pública del fiscal Nisman, situándose en los años que trabajó en la causa AMIA. Con imágenes del juicio que incluyen los testimonios de Cristina Kirchner y Antonio Stiuso, (la presidenta y el espía a los que alude el título), el documental hace foco en el rol de Nisman durante ese momento histórico del país.

La escena del hallazgo del cadáver, la recopilación de pruebas y la puerta del baño que choca contra el cuerpo cuando los peritos quieren ingresar, son de las imágenes más impactantes del primer episodio. El espectador “ingresa” a través de la cámara al departamento de Nisman el día de su muerte y ve con sus propios ojos lo que halló la fiscal Fein al ingresar a la casa del fiscal. Los mensajes que se envió con Patricia Bullrich y el testimonio de Laura Alonso cuando habla del impacto de la noticia de la muerte de Nisman forman parte de las declaraciones que recopila Webster. Las imágenes de archivo se suceden, y oscilan entre lo que sucedió en AMIA, su juicio, más la voz de su ex esposa y madre de sus dos hijas, la jueza Sandra Arroyo Salgado.


2. La presidenta

Cristina Fernández de Kirchner era la presidenta en el momento de la muerte del fiscal Alberto Nisman. La relación entre ellos no era amistosa, sino todo lo contrario. El documental nos muestra la primera imagen de CFK declarando en el juicio por AMIA. Allí es interrogada por Nisman y afirma que, en el marco de su rol dentro de la comisión de investigación contra la mutual judía, tuvo un encuentro con Stiuso, nombre que le cuesta mencionar porque no lo recuerda con claridad al momento de la pregunta. Aunque no está la voz de Cristina Kirchner durante el documental a manera de entrevista directa, su mención y vinculación con el caso está latente en los 6 episodios.

Impacta mucho ver el testimonio de Héctor Timerman (fallecido en diciembre de 2018 por un cáncer), quien intenta demostrar que el gobierno de Cristina nada tuvo que ver con la muerte del fiscal. Las voces de varios abogados y periodistas que aseguran que la denuncia de Nisman contra ella no tenía el sustento legal se contradicen con la de Stiuso, que afirma constante su vinculación con el caso.

3. El espía

La tercera persona que se enumera en el título es el espía, que remite directamente a Antonio Stiuso. Tal vez se trate del testimonio más esperado del documental por lo que representa en el imaginario colectivo de los argentinos. Cuánto sabía o desconocía este hombre misterioso para muchos es una de las claves de la serie. La frialdad con la que responde a las preguntas del documentalista se contrapone en teoría con una actitud dócil que escondería una ferocidad latente y atemorizante. Un miembro de la CIA que afirma que Stiuso es un hombre amable, familiero y buena persona hace que el espectador quede perplejo ante la imagen y la voz de un hombre que al que no se lo encontró concediendo entrevistas de forma habitual. ¿Cómo piensa y se mueve un espía? Lejos de la información que tenemos de personajes de ficción, acá vemos a uno real del que por momentos desconfiamos, y por otros, lo creemos dueño de la verdad.

Pero el documental avanza un poco más y nos arroja una respuesta por demás impactante ante la pregunta sobre las amenazas de muerte que recibía el ex espía hacia su persona y sus hijas.

Webster: —¿Tu crees que Cristina Kirchner quería matarte?

Stiuso: —Sí…

El objetivo de la serie es poner sobre la mesa las diferentes teorías sobre la muerte del fiscal, cómo fue el proceso de investigación, las primeras horas luego de haber sido hallado el cadáver y el proceso posterior. Las amenazas que recibía Nisman, por qué quiso tener un arma, el miedo a que algo le sucediera a sus hijas, la denuncia que iba a presentar el día siguiente al que fue hallado muerto: todos estos aspectos son revisados en Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía.

Justin Webster
Justin Webster
A lo largo de los seis episodios este documental no intenta resolver la cuestión de si el fiscal se mató o lo mataron, pero sí entrega a los espectadores las piezas de un rompecabezas que arroja preguntas para que vayamos creando nuestra propia investigación.

Es imposible quedar inmune de opinión luego de ver esta serie. Con audios inéditos, imágenes que impactan y el recorrido de una época no tan lejana, Nisman, el fiscal… invita a verse de un tirón. Las declaraciones de Diego Lagomarsino más el material de archivo de diferentes canales de noticias del momento hacen de la serie un material sensible que impacta a los argentinos independientemente de las cuestiones políticas o de qué lado de la grieta se encuentre cada ciudadano.

Otra de las declaraciones que reúne Webster es la del actual Presidente. Siendo consultado sobre la teoría acerca de qué sucedió con el fiscal enfrentado a Cristina Kirchner, Alberto Fernández que asegura: “Hasta el día de hoy dudo de que se haya suicidado”.

Pero, ¿quién asumiría el costo político de sostener que Nisman se suicidó o que fue asesinado? Esa es otra de las cuestiones que plantea con mucha inteligencia el documental, que nunca intenta ser aleccionador. Por el contrario, pone las cartas sobre la mesa y nos invita a repensar el caso de la muerte de Nisman, lleno de complejidad, teorías conspirativas, espionaje, política internacional y asuntos personales.

Es un documental para ver con mucho equilibrio y serenidad, para comprender un momento histórico determinado y reflexionar acerca del funcionamiento de la Justicia en Argentina, los servicios de inteligencia y el Estado. Intenta que vayamos más allá de una opinión personal sobre el caso, y que evaluemos todas las teorías. Recién entonces quizás podamos sacar nuestras propias conclusiones.
Imprimir Enviar noticia a un amigo
FOTOS DEL DÍA
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

SEMANARIO
Revista de Noviembre