Politica
Sesión sin quórum
Estela Regidor UCR cuestionó al Gobierno por el DNU de los “superpoderes”
Nota Dip Estela Regidor MDT 29-5-20

El interbloque opositor no alcanzó el número necesario para debatir la derogación del artículo 4 del decreto que facultó a Santiago Cafiero para reasignar partidas presupuestarias sin control del Congreso. Quiénes fueron los legisladores de otros bloques que se sumaron a la primera sesión remota en minoría de la historia.


28 mayo, 2020 por parlamentario Comentarios desactivadosen En una sesión sin quórum, Juntos por el Cambio cuestionó al Gobierno por el DNU de los “superpoderes”

A pesar de la ayuda de un puñado de legisladores de otros bloques, el interbloque Juntos por el Cambio no logró este jueves el quórum en la Cámara de Diputados para llevar adelante una sesión especial en la que buscaba derogar el artículo 4 del DNU 457/20, por el cual se facultó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas del Presupuesto sin control parlamentario.

A las 10.49, el presidente del cuerpo, Sergio Massa, dio por fracasada la reunión con 124 presentes, tanto de manera virtual como presencial -con algunos legisladores dentro del recinto-. De esta forma, a la bancada opositora le faltaron 5 para los 129 diputados que requiere el quórum reglamentario. Se inició así la primera sesión remota en minoría de la historia.

Juntos por el Cambio tuvo asistencia perfecta, con 116 integrantes, y contó con el acompañamiento de Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani, del Interbloque Federal; José Luis Ramón, jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo; y Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, del Frente de Izquierda.

Además de los 119 ausentes del Frente de Todos, no dieron quórum siete miembros del Interbloque Federal; siete del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo; y la neuquina Alma Sapag, de Movimiento Popular Neuquino.

El temario de la sesión incluía cinco proyectos de ley para derogar el DNU, de los cuales uno correspondía justamente al mendocino José Luis Ramón, y otro a Graciela Camaño.

El pasado 11 de mayo se publicó en el Boletín Oficial el DNU 457/20, a través del cual se eliminó el límite al jefe de Gabinete del 5% establecido en la Ley de Administración Financiera para reestructurar partidas del Presupuesto sin aval del Congreso.

En los fundamentos, el Gobierno argumentó la decisión “con el fin de dotar de flexibilidad al Presupuesto” para “la atención de los gastos que se eroguen en virtud de medidas dictadas en el marco de la emergencia sanitaria” por Covid-19.

sergio massa sesion virtual en minoria dnu superpoderes
Sergio Massa dio apertura y cierre a la sesión en minoría. (Prensa: Sergio Massa).
El debate en minoría

Desde su casa, el primer orador de las manifestaciones en minoría fue el diputado del Pro Pablo Tonelli, quien señaló que el artículo 4 del DNU 457/20 “viola el sistema de división de poderes” al establecerse que “el jefe de Gabinete puede disponer la totalidad del Presupuesto nacional”.

“Puede reestructurar la totalidad del Presupuesto”, enfatizó y, aunque dijo que confía en que “esto no va a ocurrir”, consideró que podría suceder que el funcionario eliminara todas las partidas de un sector determinado, y eso “es algo que le está vedado al presidente de la Nación”.

El macrista resaltó que “alterar el sistema de reparto de poderes que establece la Constitución nacional está reñido con el espíritu de la Constitución Nacional. Esta es la razón esencial por la cual nos oponemos e impugnamos ese artículo”. “Esta reforma no solo es inconstitucional, además era absolutamente innecesaria”, añadió.

En ese sentido, el legislador sostuvo que “la solución” estaba en el artículo 39 de la Ley de Administración Financiera, a partir del cual “no hay necesidad de cometer la exorbitancia, la exageración, el disparate que implica alterar sustancialmente nuestro sistema institucional, (porque) el sistema tiene previstas las soluciones”.

A su turno, su compañero de bloque Waldo Wolff lamentó tener “la mitad del recinto vacío”, pero además de cuestionar al oficialismo cargó también contra los legisladores Beatriz Ávila, Antonio Carambia y Pablo Ansaloni, del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo. “Tres diputados que fueron votados por nuestro espacio político y hoy están jugando desde otro espacio de manera particular; siempre aprovecho para mandarles saludos”, lanzó.

Muy crítico de los últimos movimientos de dirigentes kirchneristas en relación a materia judicial, el legislador expresó: “Dicen que este es el socialismo del siglo XXI, yo creo que se parece más al feudalismo del siglo XVII”.

En tanto, el radical Gustavo Menna cuestionó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al afirmar que es “un funcionario al que prácticamente no le conocemos la voz” y que “se ha caracterizado en estos seis de gobierno” por no haber cumplido con el mandato constitucional de presentarse ante las cámaras del Congreso.

Para el chubutense, el decreto se firmó en un “marco de absoluto desprecio por la constitucionalidad” y “lo que se busca es concentrar el poder“. Por eso, pidió “insistir en el tratamiento” y “no permitir la claudicación”.

Enfático, el mendocino Luis Petri remarcó que “lo que viene sucediendo” desde diciembre pasado es una “formidable concentración del poder en manos del Poder Ejecutivo Nacional, en manos del presidente de la Nación”. El radical no solo criticó que el Gobierno “se negó a tratar el Presupuesto Nacional” y logró la sanción de una ley con amplias facultades -como fue la Ley de Solidaridad Social-, sino que con este DNU “termina de coronarse”.

“A partir de este decreto nos está enviado el telegrama de retiro voluntario (al Congreso)”, subrayó y continuó: “Está claro que, con tanta concentración del poder, el rol del Congreso ha pasado a ser secundario, periférico, prácticamente de entretenimiento con sesiones telemáticas”. Finalmente, irónico, expresó: “Es tal la acumulación de poder que tiene el Poder Ejecutivo que hasta (Juan Manuel de) Rosas se pondría colorado”.

sesion virtual sin quorum dnu superpoderes
A Juntos por el Cambio le faltó el acompañamiento de cinco diputados de otros bloques para el quórum.
Desde la Coalición Cívica, la porteña Paula Oliveto Lago hizo hincapié en la función de control que tiene el Poder Legislativo y la oposición, y alertó: “Con esto corremos el riesgo que una sola persona defina a dónde va la plata de nuestros impuestos”. “Es peligroso que una persona ni siquiera votada pueda decidir a qué gobierno beneficia y a cuál no beneficia”, agregó.

“Parecería que un grupo de diputados es cómplice a que se le quiera extender el certificado de defunción al Poder Legislativo y al Poder Judicial”, se quejó el macrista Jorge Enríquez, que además dijo que “la pandemia no puede poner en cuarentena al Congreso y tampoco a la Constitución”.

Por el Intebloque Federal, el socialista Enrique Estévez aseguró: “Nosotros vamos a defender, en base a nuestra coherencia, las facultades del Congreso Nacional gobierne quien gobierne, y vamos a participar de instancias como estas convoque quien convoque”. “Estamos convencidos que necesitamos tener un rol activo del Congreso, no solo en esta situación excepcional”, continuó.

No obstante, le pidió a Juntos por el Cambio que “sean responsables y coherentes” al recordar la designación de jueces de la Corte Suprema por decreto, y criticó al oficialismo y a ese sector de la oposición por la “patética grieta a la que nos quieren someter” que “le hace mal al país”.

En la misma línea, su comprovinciano Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social) afirmó que el DNU 457/20 “va contra las competencias indelegables” del Poder Legislativo, pero disparó: “No se olviden que delegaron facultades extraordinarias vía endeudamiento y una fuga de capitales que hoy estamos pagando”.

El santafesino afirmó que el decreto “merece ser derogado” pero pidió “coherencia y humildad” a Juntos por el Cambio. “Y al oficialismo le digo, no hay posibilidad de desarrollo y de justicia social si también perdemos la coherencia de hacerlo con república y a partir de más república”, completó.


José Luis Ramón.
Autor de uno de los proyectos incluidos en el temario, pero el único de su espacio en dar quórum, José Luis Ramón mencionó que la reforma constitucional de 1994 dio “la posibilidad de que el presidente en una situación muy especial pudiera dictar un Decreto de Necesidad y Urgencia, y eso no solo es un abuso del presidente y del jefe de Gabinete (actual), sino del anterior gobierno y del anterior”.

Al recordar que desde su espacio están “tratando de tener una oposición que sea proactiva y adecuada a la emergencia que estamos viviendo”, el mendocino dijo que presentó la iniciativa para derogar esta medida porque “tenemos que recuperar las facultades que la república en nuestra Constitución nos da como legisladores. Yo no quiero estar pintado acá”.

El diputado del FIT Nicolás Del Caño habló de “una gran hipocresía” al recordarle también a Juntos por el Cambio la designación de jueces por decreto y la deuda con el FMI, que “no pasó por el Congreso”. Y, cargando contra el Frente de Todos y la principal bancada opositora, cuestionó que ambos “se negaron a debatir el impuesto a las grandes fortunas” y “no quieren tratar temas y proyectos que se tratan de terminar con rebajas salariales”.

“Se rasgan las vestiduras por la reasignación de partidas cuando en realidad han gobernado a decretazo limpio y han endeudado el país”, reclamó también por la izquierda la legisladora Romina Del Plá. “Unos y otros defienden el mismo régimen de funcionamiento”, expresó.


Cristian Ritondo.
En el cierre, el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, manifestó: “Hoy dejaron sin quórum la democracia”. El macrista resaltó que con este decreto se le sacó al Congreso “uno de los principales derechos y facultades que tiene” que es controlar y defender “que cada peso que se paga en impuesto, que ingresa a las arcas del Estado, sepamos a dónde va y en qué se gasta”.

“Esta falta de equilibrio hace, sin duda, que este Congreso y que el Estado democrático quede rengo”, añadió y cuestionó que “hace seis meses que no tenemos la hoja de ruta de nuestro país”, en referencia a la falta de un Presupuesto.

También cargando contra el resto de los diputados opositores que se ausentaron, Ritondo señaló que “tendría que haber 138 diputados que ingresamos a esta cámara como oposición”. “A ellos les digo que construyamos el equilibrio y que defiendan a los votantes, porque no hay nada peor que defraudar al pueblo”, sentenció.

El último orador fue el jefe del interbloque JxC, Mario Negri, quien destacó que en la Bicameral de Trámite Legislativo acompañaron los decretos vinculados a la pandemia de Covid-19, pero “estamos sentados acá por el pecado de gula, el exceso, la idea de que se puede entrar de rondon en nombre de la emergencia a quedarme con las facultades y manejar la plata de todos los argentinos discrecionalmente”.

“La emergencia no puede confundirse con panedmia, y la pandemia no puede vivir con emergencia”, enfatizó el cordobés, que reflexionó que “lo mejor que podemos hacer a la lucha contra la pandemia es que tengamos instituciones funcionando en plenitud”. “Si un estado de excepción se convierte en emergencia permanente es un peligro para la democracia”, concluyó.
Imprimir Enviar noticia a un amigo
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

SEMANARIO
Revista de Junio