Politica
EMPLEO A DISTANCIA
El Senado de la Nación sancionó la ley de teletrabajo
Por 40 votos a favor y 30 en contra la Cámara alta sancionó la ley que regula el trabajo en el domicilio.



Con el voto casi exclusivo del Frente de Todos, el Senado sancionó la ley que regula el trabajo a distancia (teletrabajo), la cual entrará a regir tres meses después de que el Poder Ejecutivo declare el fin del aislamiento preventivo social y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa fue aprobada por 40 votos a favor y 30 en contra. Al oficialismo, sólo sumó su apoyo la misionera Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador). Por primera vez desde que llegó al Senado en diciembre el exgobernador Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) se diferenció del Frente de Todos.

Los bloques de la oposición, Juntos por el Cambio y Federal, cerraron filas y rechazaron el proyecto por considerar que desalentará la generación de empleo por su rigidez regulatoria y en protesta por la negativa del oficialismo a aceptar cambios en el texto aprobado por la Cámara de Diputados a fines de junio.

La norma define al teletrabajo como aquel que se realiza "total o parcialmente en el domicilio" del empleado o en una sede diferente a la de la empresa y garantiza los mismos derechos laborales y remuneración de la que gozan aquellos que desempeñan tareas en la empresa.

Además, regula para los empleados condiciones propias de la modalidad, como la de no ser molestados fuera de su jornada laboral (desconexión), acordar la posibilidad de coordinar sus tareas con el cuidado de niños o personas que requieran atención especial y a que las plataformas en las que desarrollan tareas garanticen su privacidad.

El de la generación de empleo fue uno de los ejes que dividió aguas durante el debate. "Esta ley no busca promover el teletrabajo, eso se deberá hacer con otros tipos de herramientas, esta ley regula el teletrabajo, una modalidad que se está dando de hecho", afirmó el presidente de la Comisión de Trabajo, Daniel Lovera (Frente de Todos-La Pampa).

En el mismo sentido, el oficialista pampeano destacó que la norma apunta a dar "un marco de respeto a trabajadores que realizan su trabajo en un lugar distinto del establecimiento" en el que están empleados. "Si no regulamos, ocurren excesos", advirtió.

Desde la oposición, la macrista Gladys González (Buenos Aires) planteó una postura diametralmente opuesta y se lamentó porque que se estaba desperdiciando la oportunidad de crear mejores condiciones para la generación de puestos de trabajo.

"Esta es una ley que será un obstáculo y no de promoción de empleo, una ley que atrasa", criticó la legisladora. "Es incomprensible que en la crisis que estamos atravesando miren para otro lado y destruyan el potencial que tiene el teletrabajo", sentenció, en directa critica a la decisión del oficialismo a consensuar cambios que hubiesen obligado al texto a volver a Diputados en segunda revisión.

Ese fue el pedido de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, y de la CTA, Hugo Yasky, cuando expusieron ante la Comisión de Trabajo. De esa reunión también participó el ministro del área, Claudio Moroni, quien si bien defendió la iniciativa nada dijo sobre apurar su sanción. En ese momento, el oficialismo pensaba introducirle cambios al proyecto, postura que finalmente modificó.

La iniciativa fue severamente cuestionada por las cámaras empresarias cuando se discutió en comisión. Uno de los puntos más criticados fue el concepto de la reversibilidad, que le reconoce al empleado disponer su regreso al trabajo presencial con sólo comunicarlo bajo amenaza de poder considerarse despedido si su decisión no es respondida de inmediato.

"Debe ser con acuerdo de partes, con un preaviso de 30 días para que el empleador tenga la posibilidad de adecuarse, lo único que va a generar esto es el desaliento a tener teletrabajadores", se quejó la senadora González.

A pesar de que quería modificar el proyecto, Mariano Recalde (Frente de Todos-Capital) defendió la sanción de la norma sin cambios y respondió las críticas al concepto de la reversibilidad.

"La posibilidad de volver al trabajo en la empresa parece un derecho fundamental", afirmó, tras lo cual corrigió a la oposición al señalar que la ley de contrato de trabajo "no permite que ninguna de las partes tome decisiones intempestivas, arbitrarias y caprichosas".
Imprimir Enviar noticia a un amigo
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

SEMANARIO
Revista de Junio