Politica
TRAS SER IDENTIFICADÓ POR EL EQUIPO DE ANTROPOLOGÍA FORENSE
La familia del saladeño Marciano Verón decidió que sus restos descansen en Malvinas
Pidieron que coloquen su nombre en el mismo lugar donde lo encontraron. Al mediodía de ayer se les informó los resultados de este segundo Plan Proyecto Humanitario. “Sigue siendo una tristeza, pero también es una alegría”, dijo su hermano a este diario.

La familia del saladeño Marciano Verón decidió que sus restos descansen en Malvinas


El Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf) informó ayer a la familia del soldado Marciano Verón que pudieron individualizar sus restos, junto con el de otros tres combatientes que se encontraban en una tumba NN en las islas Malvinas. El cabo primero saladeño fue parte de la guerra contra Gran Bretaña.

“La noticia nos dieron al mediodía y nos preguntaron si queríamos dejar los restos ahí en Malvinas, porque pueden quedar algunas cosas chiquititas. Es lejos, pero preferimos que quede con los mismos compañeros con los que se encontró”, detalló a El Litoral el hermano del soldado, Jesús Verón.

Esta individualización constituye un avance en el trabajo de identificación de soldados caídos y sepultados en las islas argentinas del Atlántico Sur, denominado Plan Proyecto Humanitario II, que el Eaaf realiza con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

“Sigue siendo una tristeza pero también es una alegría, no es alegría que alguien se muera, pero estoy contento por nuestros hijos”, dijo Verón, quien hace dos años aportó muestras de ADN, junto a otro hermano, para avanzar en la identificación de los restos.


También pudieron individualizar los restos del subalférez Guillermo Nasif, del cabo primero Carlos Misael Pereyra y del gendarme Juan Carlos Treppo, según informó ayer el Eaaf. Además de las cuatro identificaciones, se confirmó la identidad del primer alférez Ricardo Julio Sánchez y se reasociaron restos del cabo primero Víctor Samuel Guerrero.

Los restos permanecían en tumbas con leyendas que dicen “soldados conocidos solo por Dios” en el Cementerio Militar Argentino de Puerto Darwin. Por su parte, la familia de Verón decidió que vuelva al lugar en que lo encontraron y que coloquen allí su nombre.

Alejandra Acuña, trabajadora social de Saladas, detalló a este diario que el Comité Internacional de la Cruz Roja intercedió por las familias para que se pueda llevar adelante este segundo proceso de identificación de restos. “Estamos muy agradecidos porque ella inició el camino”, indicó Jesús Verón.

El sueño del hermano, de 63 años, es poder viajar a las islas Malvinas para prender una vela en la tumba de Marciano, ya que decidieron que solo viaje su hijo mayor. “Lo recuerdo como lo divertido que era. Todos en Saladas lo recuerdan, porque era muy querido”, añadió.


El correntino Verón nació en Saladas el 23 de julio de 1949. Egresó de la escuela de suboficiales de la Gendarmería Nacional y prestó servicios en un escuadrón de Bariloche. Posteriormente formó parte de la Compañía de Tropas Especiales de la Gendarmería Nacional 601, la que junto a sus camaradas fue bautizada como “Escuadrón Alacrán”. En mayo de 1982 fue trasladado para combatir en Malvinas, donde falleció dos días después, en el ataque de un avión británico Sea Harrier.

Imprimir Enviar noticia a un amigo
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

NOTICIAS PROVINCIALES
SEMANARIO
Revista de Octubre