Politica
Por Mariel Fitz Patrick y Sandra Crucianelli
Radiografía de la Asignación Universal por Hijo: los beneficiarios crecieron un 40% desde 2009
Pese al aumento de titulares, el año pasado el Gobierno destinó a la AUH un 12% menos de fondos a valores constantes que en 2020. Más de la mitad de los receptores de la cobertura social tiene un solo hijo, según los datos oficiales analizados por Infobae






Comenzó como un reclamo de larga data de la Coalición Cívica y su líder, Elisa Carrió, a través de un proyecto de ley, pero fue Cristina Kirchner la que finalmente implementó la Asignación Universal por el Hijo (AUH) por decreto, llevándose los laureles de la iniciativa, como le gusta recordarlo cada tanto. Es —desde hace más de una década— la cobertura social de mayor alcance y la que sigue reuniendo un amplio consenso político y social, lejos de las críticas que reciben otros planes destinados a desempleados. Las y los titulares de la AUH totalizan hoy 2.494.272 en todo el país, de los cuales 51.257 tienen uno o más hijos con alguna discapacidad.

Desde su puesta en marcha, en 2009, la cantidad de titulares de la AUH aumentó un 40%. Hace 13 años, los titulares eran 1.770.000. El mayor crecimiento interanual en el número de quienes cobran esta asignación se dio en 2016 y en 2020, en gestiones de signo opuesto. En el primer año del gobierno de Macri, se pasó de 1.978.596 titulares a 2.144.705, un 8% más, el mismo porcentaje que se produjo en el primero del mandato de Alberto Fernández, cuando subieron de 2.256.403 a 2.426.419.

El Estado nacional le paga la AUH a la madre o padre desocupados o sin trabajo registrado, por cada uno de sus hijos. También lo reciben las empleadas de casas particulares y los monotributistas sociales, con menores a cargo. Para acceder al beneficio, hay que ser argentino/a, residir en el país y tener DNI. En el caso de los extranjeros, deben tener 2 años de residencia mínimo. Un dato que revela que son mayoría las mujeres a cargo de la crianza de los hijos es que son el 93% de las titulares, y solo el 7% son varones.

A su vez, otras 83.077 mujeres reciben actualmente la Asignación Universal por Embarazo (AUE), implementada en 2011, y que se cobra a partir del tercer mes de gestación.

“La AUH fue creada con el objetivo de igualar derechos de los hijos o hijas de trabajadores que estaban en la informalidad o desocupados y no recibían ninguna transferencia por parte del Estado, con los derechos de los hijos de trabajadores formales. Se buscaba que los niños o niñas tengan una percepción equivalente, independientemente de haber nacido en un hogar en donde los padres estuvieran o no insertos en el mercado de trabajo”, explicó Gala Díaz Langou, directora ejecutiva del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), una organización apartidaria sin fines de lucro.

Cuando se implementó en 2009, los niños, niñas y adolescentes beneficiados comenzaron siendo 3.360.000. Hoy, los menores de 18 años que reciben este beneficio social son un 31% más: suman 4.397.391. De este número, 54.064 hijos —sin límite de edad— reciben la Asignación Universal por Discapacidad (AUD). El 26% de los menores beneficiados tiene entre 3 y 11 años, y el 16%, menos de 2 años.


Esta cantidad de niños y niñas alcanzados por la AUH se explica por la persistencia del 40% de empleo en negro y la suba de la pobreza. En Argentina hay 5,5 millones de menores de 14 años que no cubren sus necesidades básicas. Según los datos del INDEC del segundo semestre de 2021, el 51,4% de los menores de 14 años son pobres, y de ese total, el 12,6% crecen en la indigencia. UNICEF reveló esta semana que más de un millón de niños y niñas se saltean alguna de las cuatro comidas diarias por falta de dinero en sus hogares, y lo mismo hacen tres millones de adultos para que sus hijos se alimenten. Según la Encuesta Rápida sobre la situación de la niñez y adolescencia 2022 realizada por esta ONG, el 50% de los hogares que reciben la AUH dejó de comprar algún alimento por no tener dinero.

La AUH y cantidad de hijos

Hace quince días, el diputado José Luis Espert reinstaló la polémica sobre esta asignación al sostener en una entrevista con Infobae que “no se puede dar una AUH por cada hijo” y que habría que limitarla a dos. El legislador de Avanza Libertad planteó que “una parte de la gente pobre quiere tener hijos para cobrar el plan”, y que “si no se pone un límite a la natalidad en los hogares pobres, Argentina va a ser una gigantesca villa miseria en los próximos años”. También afirmó que “la tasa de crecimiento de la población en hogares marginales es de 4 y 5 veces superior a la de la población de clase media y media alta”.

Sin embargo, los datos oficiales desmienten sus afirmaciones. Del análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae, surge que más de la mitad (52%) de los que reciben este plan, tiene un solo hijo. Otro 28% de los titulares tiene dos hijos; el 13%, tres hijos; el 4,5%, cuatro y apenas 2% más de cinco.


“La AUH es un pilar más en un esquema más amplio en el cual el Estado transfiere dinero a familias con niños, en el cual están también las asignaciones familiares y una transferencia implícita como es la deducción del Impuesto a la Ganancias. Entre esos distintos esquemas se cubre casi a la totalidad de la población. Y en ninguna de estas políticas hay evidencia que muestre una vinculación entre recibir estas transferencias y una mayor tasa de fecundidad. Es más, quien hoy cobran la AUH tienen en promedio 1,8 niños por familia, mientras que quienes cobran las asignaciones familiares tienen 1,6″, advirtió Díaz Langou, magíster en Políticas Públicas y Gerenciamiento del Desarrollo (Universidad de Georgetown) y licenciada en Estudios Internacionales (Universidad Torcuato Di Tella).

Esta especialista, que hasta 2021 fue directora de Protección Social de CIPPEC, destacó que, entre 2014 y 2019, la tasa de fecundidad bajó el 22%. “Es la caída más pronunciada desde que existen registros anuales de esta variable. Este descenso atravesó a todos los estratos socioeconómicos. Pero es más acentuada en los sectores más vulnerables y, en particular, en las adolescentes. Los sectores más vulnerables tenían una edad de fecundidad un poco mayor y una edad de maternidad y paternidad mucho más temprana. Esto se estaría revirtiendo y es una buena noticia porque en su gran mayoría los embarazos que se producían en la adolescencia no eran intencionales”.

Hasta el 2020, el pago mensual de la AUH tenía como tope un máximo de 5 hijos. Eso cambió a partir de octubre de ese año, cuando Fernández dictó un decreto para incorporar a quienes tienen 6 o más hijos a ese beneficio. Actualmente, son solo el 1% de los/las titulares, según los datos oficiales analizados por Infobae.


El año pasado, estos tres beneficios —la AUH, AUD y AUE— implicaron una erogación de $249.087 millones del Tesoro nacional, que equivalen a $365.000 millones de hoy, considerando la inflación. A contramano del discurso oficial de preocupación por los sectores más desprotegidos, esta cifra es un 12% inferior a la partida anual del 2020. Ese año, el presupuesto ejecutado para estas asignaciones fue de $190.000 millones de ese momento, equivalentes a $414.000 millones a valores constantes de hoy, según el cálculo realizado por la Unidad de Datos de Infobae.

A su vez, pese al impacto de la pandemia en los sectores más vulnerables, el desembolso estatal en 2020 para las asignaciones por hijo y embarazo sufrió una reducción del 2% respecto del 2019. Durante el último año de Mauricio Macri, la AUH, la AUD y la AUE habían significado una erogación de $422.000 millones a valores de hoy ($137.000 millones de ese momento).


En lo que va del 2022, se llevan ejecutados $193.292 millones de la AUH, la AUD y la AUE, el 48% de un presupuesto anual vigente de $399.051 millones. Si se proyecta el presupuesto ejecutado en lo que va del año a valores constantes, con una inflación anual estimada en el 90%, el equivalente para 2022 arroja $331.000 millones, un 9% menos que en 2021. Estas cifras reflejan que el temido ajuste que el kirchnerismo quiere evitar, ya se viene dando de hecho en términos presupuestarios en el pago de la AUH, y explica que los reclamos de organizaciones sociales y piqueteros en las calles porteñas vayan en aumento.

El monto de la AUH vs la pobreza

El monto de la asignación por hijo en julio fue de $7.332 mensuales por hijo, de los cuales el titular cobra $5.865 ya que la Anses retiene el 20% ($1.466). Ese porcentaje acumulado a lo largo del año, el organismo lo reintegra todo junto al año siguiente, con la presentación de la libreta con los controles de salud, vacunación y educación de los beneficiarios. El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció este miércoles un aumento de las jubilaciones de un 15,53% a partir de septiembre, que incluirá a las asignación por hijo. Así, el cobro en octubre será de $8.471, que luego de la retención del 20%, implicará un cobro en efectivo mensual de $6.777.


Al analizar la AUH, la directora ejecutiva de CIPPEC la diferenció de “los planes sociales más tradicionales como son los que reciben las cooperativas o los movimientos sociales, o trabajadores en un municipio o provincia a cambio de una contraprestación laboral. La AUH forma parte de otro grupo de planes que son transferencias con corresponsabilidad, de la familia de enviar a sus hijos a la escuela o vacunarlos, y del Estado que debe asegurar la existencia de esos servicios, que haya vacantes en las escuelas por ejemplo o un centro de salud disponible con vacunas”.

¿Cuál es el impacto real de esta asignación en el nivel de pobreza de los niños y niñas en el país?, le preguntó Infobae a Díaz Langou. “En Argentina medimos la pobreza exclusivamente por ingresos, o sea por la capacidad que tiene una familia de recursos para acceder a una canasta básica de bienes y servicios, que está medida en dinero. En la mayoría de los países, en cambio, se mide en términos multidimensionales. Pero en nuestro país, en la medida que se transfiera dinero, hay impacto directo en la indigencia y en la pobreza. Hoy se estima que buena parte de las personas que reciben estas transferencias, pueden acceder a una canasta básica de alimentos, o sea, no caer bajo la línea de indigencia. Pero no aseguran que no caigan por debajo de la línea de la pobreza”.

Si uno de los dos integrantes de un matrimonio cobra el Plan Potenciar Trabajo —$22.779 en julio— más dos AUH por dos hijos, en total, esa familia cobraría del Estado $34.509 en agosto. Según el INDEC, la canasta básica alimentaria, que marca la línea de indigencia, fue en junio del $46.525 para un hogar de un matrimonio con dos hijos menores. En tanto, la canasta básica total —parámetro para la línea de pobreza— fue de $104.216.

Cuando el programa se implementó en noviembre de 2009, la asignación comenzó siendo $180 por mes. Una década después, en diciembre de 2019, el monto de la AUH fue de $2.746 por mes, 14 veces mayor que el inicial, pero por debajo de la inflación acumulada en el mismo período (de noviembre 2009 a noviembre 2019, fue del 1.626%). El mayor incremento porcentual en el monto mensual cobrado se dio en el último año de su gestión: en marzo de 2019, la asignación pasó de $1.816 a $2.652, un aumento del 46%. Sin embargo, este porcentaje también estuvo por debajo de la inflación anualizada de ese momento: 54,7%.


“Hoy la AUH por hijo es una de las políticas centrales que se implementan desde el Estado nacional, y que ayuda a mitigar los efectos de esta situación con alta inflación, agravada en contextos vulnerables y en familias con niños, con más posibilidades de ser pobres. Además, hay que pensar las implicancias que tiene esta situación a futuro, ya que quienes deberán insertarse en el mercado de trabajo, son quienes vivieron toda su infancia en la pobreza. Entonces enfrentamos una situación de hipoteca con esta gravísima situación que hoy enfrenta nuestro país”, advirtió Díaz Langou.

La edad de los titulares y beneficiarios

La mayoría de las/los titulares de la AUH tiene 25 y 29 años de edad (un 22%), seguida por un 21% que tiene entre 30 y 34 años. Otro 17% tiene entre 35 y 39 años.

Las adolescentes son minoría: solo un 3% de entre 15 y 19 años recibe este beneficio, y un 15% del grupo entre 20 y 24 años.

Respecto de la asignación por embarazo, el 59% de las mujeres gestantes tienen entre 20 y 29 años de edad, y solo el 7% tiene entre 15 y 29 años.

¿Cómo se procesó la información?

La Unidad de Datos de Infobae accedió a las estadísticas del ANSES que ese organismo publica en este sitio Web. También se consultó la base de datos de Presupuesto Abierto, para acceder a los montos ejecutados por año para la partida “Asignación Universal para la Protección Social”, que incluye la Asignación Universal por Hijo, la Asignación Universal por Hijo con Discapacidad y la Asignación Universal por Embarazo.
Imprimir Enviar noticia a un amigo
FOTOS DEL DÍA
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

NOTICIAS PROVINCIALES
SEMANARIO
Revista de
FMLaCueva.com - En vivo