Politica
DÍA DE LA VOZ
Marta Toledo: “En tiempos de barbijos y pantallas urge entrenar la voz”
“Personalmente, el Día Mundial de la Voz siempre lo vivo con mucho compromiso con lo que elegí porque la voz me permitió ser quien soy; mi ser está en contacto permanente con ella. A la voz agradezco mi pasar por este mundo por lo que vivo esta fecha con mucha responsabilidad e intento, en la medida de mis posibilidades, ayudar a quien pueda porque sufrí en carne propia lo que es no tener la voz”, dijo la cantante y fonoaudióloga Marta Toledo.


A un año del inicio de la pandemia, la voz adquirió una importancia enorme porque “en este tiempo de confinamiento no sólo el vernos fue necesario sino escucharnos. El poder mandar un mensaje, el poder escucharnos fue esencial para la humanidad”, manifestó y agregó que esto hizo que se valorara la voz como el puente para llegar al otro.

En el último año la realidad y el trabajo para muchos seres humanos pasó a ser virtual y ello afectó muchos sentidos sobre todo la voz y el oído. Marta Toledo comentó que uno de los grupos de trabajadores más afectados fueron los docentes. “Están muy agotados vocalmente por lo que la tarea fonoaudiológica con ellos es aliviar este peso, porque tienen que seguir trabajando a pesar de todo. Escucho a mucha gente decir, trabajan desde casa y es cierto; pero están todo el día conectados, frente a una pantalla sin poder moverse como se mueven generalmente en el aula y con un estímulo auditivo constante que afecta a la voz”, aclaró.

Por otro lado, dijo que ahora el uso de barbijos y pantallas en el aula genera un gran problema “el barbijo nos protege del virus pero, por otra parte, nos genera un problema con respecto a la percepción de la propia voz y el nivel de esfuerzo vocal es mucho mayor porque tenemos que atravesar un barbijo y una pantalla, sumado a la falta de oxigenación y la inteligibilidad de la palabra hacen un montón de esfuerzos a la hora de utilizar la voz, lo que es un gran problema”. Frente a esta situación explicó que “es importante ahora entrenar la voz en ese esquema de complejidad”.


Para la artista y fonoaudióloga, lo primero que se debe hacer es contactar con el propio cuerpo: “Cuando entiendo que estoy hablando mucho tengo que pensar y parar 15 minutos y llamarme a silencio. Por otro lado; la actividad física genera endorfina, genera otro estado de ánimo, nos reduce el estrés, nos aumenta la capacidad respiratoria que es esencial para el uso de la voz. Eso es algo que podemos hacer incluso en nuestro propio hogar”, manifestó.
Imprimir Enviar noticia a un amigo
FOTOS DEL DÍA
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

SEMANARIO
Revista de Octubre