Chimentos
CULTURAPor Virginia Arce
Martha Argerich cumple 80 años: retrato íntimo y pasional de la leyenda del piano
Un recorrido por la vida, los amores y los hitos de la carrera de la genial pianista argentina: la intensa y conflictiva relación con su madre, el vínculo con sus tres hijas y sus choques con el sistema de las celebridades. “Mi mamá es muy antidiva. A veces, creo que siente culpa por el talento que tiene”, dijo su hija Annie Dutoit.

Martha Argerich nació en Buenos Aires el 5 de junio de 1941. Su ascendencia paterna proviene de españoles catalanes afincados en Argentina en el siglo XVIII (su bisabuelo era bisnieto del médico Cosme Argerich) y la de su madre, Juana Heller, de una familia judía ucraniana establecida en Argentina huyendo de los pogromos del siglo XX. En 1945, con sólo cuatro años de edad da su primer recital público de piano, en el Teatro Astral. A los siete años de edad da su primer concierto formal en el Teatro Astral, en el que interpreta el Concierto para piano y orquesta n.º 20 en re menor, K. 466 de Mozart1​ y comienza a estudiar piano con Vicente Scaramuzza (también maestro de Bruno Gelber, entre otros).

A principios de 1954, el presidente argentino Juan Domingo Perón la recibió en la residencia presidencial:

Yo tenía un poco más de 12 años, había tocado en el Teatro Colón y Perón me había dado una cita en la residencia presidencial. Mamá preguntó si podía acompañarme y le dijeron que sí, por supuesto. Yo no era muy peronista; me acuerdo de que siempre estaba pegando por todos lados papelitos que decían «Balbín-Frondizi». Perón nos recibió y me preguntó: «¿Y adónde querés ir, ñatita?». Y yo quería ir a Viena, para estudiar con Friedrich Gulda. A él le gustó que no quisiera ir a Estados Unidos. Lo más cómico fue que mi mamá, para congraciarse, le dijo que a mí me encantaría tocar un concierto en la UES [Unión de Estudiantes Secundarios]. Y parece que yo debo haber puesto una cara bastante reveladora de que la idea no me gustaba, porque Perón le empezó a seguir la corriente a mamá, diciéndole «por supuesto señora, vamos a organizarlo», mientras me guiñaba un ojo y, por debajo de la mesa, me hacía con un dedo que no. Él la estaba cargando a mamá y a mí me tranquilizaba. Se dio cuenta de que yo no quería. Fantástico, ¿no? Y le dio un trabajo a mi papá. Lo nombró agregado económico en Viena. Y a mamá le dijo que le parecía que ella también era muy inteligente, emprendedora y capaz y le consiguió otro puesto en la embajada.

Martha Argerich2​

Desde 1954, en Viena, Austria, Argerich estudió durante dieciocho meses con Friedrich Gulda -quien ha sido su maestro más influyente-. Después estudió en Ginebra con Madeleine Lipatti y Nikita Magaloff. Luego fue alumna de Stefan Askenase y María Curcio y en 1960 fue alumna de Arturo Benedetti Michelangeli.

Vida personal

Martha Argerich tiene tres hijas: la mayor, Lyda, que destaca como violista, hija de Chen Liang Sheng,3​director de orquesta chino-suizo; Annie es hija de Charles Dutoit violinista y director de orquesta; y Stephanie, hija del pianista Stephen Kovacevich, es una cineasta que presentó en el Festival de Cine de Roma su ópera prima Bloody Daughter, que trata sobre la vida de su madre.4​

Uno de sus amigos cercanos es el pianista brasileño Nelson Freire, que la acompaña frecuentemente en dúos de piano.

Argerich reside desde 1954 en Europa, habitualmente en Bruselas.

Carrera profesional

Martha Argerich en concierto en el Centro Cultural Kirchner, julio de 2015.
En 1957 ganó dos prestigiosos concursos de piano con tres semanas de diferencia, siendo estos el Premio Busoni de Bolzano y el Concurso de Ginebra. Más tarde, en 1965, obtuvo el primer premio en el Concurso Internacional de Piano Frédéric Chopin, reconocida por sus interpretaciones de Chopin y Liszt.

En varios reportajes Argerich ha remarcado su sentimiento de soledad en el escenario durante la interpretación, y -quizá por ello- realizó muy pocos recitales de piano solista después de 1980, enfocándose en conciertos para piano y orquesta, música de cámara y acompañamiento instrumental en sonatas.

Ha sido reconocida especialmente por sus interpretaciones de compositores clásicos del siglo XX, tales como Serguéi Rajmáninov, Olivier Messiaen y Serguéi Prokófiev. Una de sus grabaciones más notables reúne al Concierto para piano n.º 3 de Rajmáninov con el Concierto para piano n.º 1 de Piotr Ilich Chaikovski

Obtuvo tres premios Grammy, en los años 2000, 2005 y 2006.

En el Teatro Colón de Buenos Aires se lleva a cabo anualmente el Festival Martha Argerich, en el cual se ofrecen conciertos por músicos e intérpretes de diferentes partes del mundo y donde también se celebra un concurso de piano en el cual Argerich a menudo preside el jurado.5​6​
Imprimir Enviar noticia a un amigo
FOTOS DEL DÍA
ÚLTIMO VIDEO
Más videos para ver

SEMANARIO
Revista de Octubre